27 ago. 2016

"NEONOMICON" DE ALAN MOORE


Seguidores de Cthulhu, he aquí vuestro cómic... Iä! Iä! Cthulhu fhtagn!

Un relato de horror psicológico a cargo del más aclamado escritor de la industria del cómic. Alan Moore presenta a Aldo Sax, un agente del FBI que tiene una impecable hoja de servicios. Sus legendarias habilidades serán puestas a prueba en el que puede ser el caso más confuso de su carrera. Una serie de desmembramientos apuntan al más inesperado de los sospechosos. Las pistas conducen hasta un lugar ¿Qué es, en realidad, El Patio?

YA A LA VENTA EN CONTINUARÀ: ¡CLICK AQUÍ!

24 ago. 2016

"EL REY ESCUALO"



Lo nuevo de Fulgencio tiene de nombre "El Rey Escualo" y esta es su sinopsis:
 
"Desde Hawái llega la leyenda del Rey Escualo, un cuento que se ha transmitido de generación en generación y que sigue fascinando a los niños de hoy. Emplazada en un paisaje paradisíaco, esta historia conjuga el drama, la aventura y el humor, el amor entre padres e hijos y la necesidad de crecer, asumir responsabilidades y conocerse a uno mismo. R. Kikuo Johnson, nativo hawaiano, firma un cómic que pueden leer hasta los niños más pequeños: claro, sencillo, lleno de vida y color, espectacular y emocionante."

YA A LA VENTA EN CONTINUARÀ: ¡CLICK AQUÍ!

16 ago. 2016

ANIMAL MAN 03 DEUS EX MACHINA


No se le puede encontrar un título mejor al tercer y último volumen de Animal Man guionizado por Grant Morrison. Deus Ex Machina resume el final de serie en todos los niveles, un final al que nos ha ido conduciendo número a número de una manera lenta y paciente, inteligente siempre, con un sentido oculto que solo se revela cuando llegamos a su conclusión.

La colorida y variopinta caterva de enemigos de medio pelo, bailando entre lo ridículo y lo patético, que han poblado los números anteriores y que llevaban a veces a preguntarnos qué es lo que perseguía Morrison, tiene ahora su explicación. Bwana Bestia era un personaje rescatado del pozo más profundo en la Historia DC, por poner solo un ejemplo y, aunque ha ido asentándose en sucesivos episodios, no dejaba de ronronear por nuestra cabeza qué sacaba el autor británico con recuperar semejante colección de frikis. Aquí se explica, y de que manera.

Un horroroso suceso actúa como motor central del tomo, hundiendo a Buddy en la miseria emocional y llevándole a plantearse su misma existencia. A través de ese dolor y de la búsqueda de solución nos llevaremos otra de las grandes sorpresas que nos guarda este tomo, una sorpresa que se ha ido macerando poco a poco en escenas sin explicar que más nos despistaban que otra cosa, pasando al olvido inmediato por su intrascendencia… aparente intrascendencia, pues será en el capítulo en el que Animal Man viaja atrás en el tiempo cuando comprendemos su dramática dimensión. Otra genialidad del autor.

Y así nos vamos arrimando a ese gran final del que también se nos han ido regalando reflejos incomprensibles, para cobrar ahora todo el sentido. Este es el momento de entender plenamente aquel capítulo mítico y multipremiado llamado “El Evangelio del Coyote”, este es el momento de comprender por qué aparecían fugaces destellos en blanco donde la nada lo dominaba todo, las alusiones paranoides que desde Arkham hacía el Psicopirata… este es, a fin de cuentas, el final del paso de Morrison por la serie, gestando un par de épicos episodios finales donde la cuarta pared no se rompe sino que, directamente, deja de existir.
 
No voy a ahondar en lo que supone esa destrucción absoluta de la separación cómic/autor/lector, pues le quitaría peso dramático al lector que aun lo tiene por descubrir, pero sí recomiendo leer la etapa completa, de manera global y continuada, para que ese impacto tenga el efecto buscado por el autor. Estamos ante un experimento jamás visto en el medio, al menos de esta manera tan descarnada, directa y desnuda y ya solo por eso valdría la pena.

Morrison era un principiante, un novato casi en esto de los superhéroes y la combinación de sus nuevas y frescas ideas, junto a la valentía de la editora Karen Berger, fueron los componentes que hicieron real este proyecto. Fuera de esta editorial y este momento histórico en el cómic, me parece que hubiera sido imposible el poder desarrollar esta concreta historia, que avanza a través de 26 números, en una serie de nuevo cuño con un personaje semi-olvidado. Como tal joya exclusiva y extraña tenemos que atesorar y valorar este Animal Man. Lástima que el dibujo reste valor artístico al producto, pues Truog sigue dibujando de manera nefasta los primeros planos de los personajes, dejando mucho que desear como retratista. Sin embargo, los oníricos espacios y entornos en los que se desarrollan muchos de los episodios, están francamente bien reflejados… algo que, curiosamente, el mismo Morrison se encarga de elogiarles en cierta ocasión. Realmente debe haber sido una pesadilla dibujar tantos y tan distintos personajes y tantos y tan distintos entornos y escenarios. Pocas series se me ocurren que varíen tantísimo en tan solo una veintena de números.
 
Animal Man de Grant Morrison es un cómic de referencia, por el desarrollo de su historia y por lo inaudito de su apuesta. Un personaje que fue rescatado del olvido y que esperamos vuelva a encontrarse con otro Demiurgo similar, que lo vuelva a rescatar y lo regrese a su Mundo de Papel.

Fuente: Hello Friki

YA A LA VENTA EN CONTINUARÀ: ¡CLICK AQUÍ!

8 ago. 2016

HARROW COUNTY


Norma Editorial se adentra en la oscuridad y nos trae el primer volumen de Harrow County, la nueva serie sobrenatural de Cullen Bunn y Tyler Crook, para la editorial Dark Horse.

Hace años, una mujer acusada de brujería, ritos satánicos y otras artes místicas, fue sentenciada y ejecutada por el horrorizado pueblo de Harrow, cuyos habitantes quemaron a la bruja para terminar con su poder. Todo parece volver a la normalidad, y pasan los años, hasta que un día Emmy, comienza a tener extrañas visiones y pesadillas que la atormentan. Como algo recurrente aparece en sus sueños el árbol en el que la bruja fue ejecutada. Asaltada por estos símbolos y estas señales, Emmy comienza a pensar que es una especie de mensaje.

Emmy tratará de llevar una vida normal y olvidarse de esos sueños que tanto la inquietan, pero un día recorriendo los alrededores, y el bosque, de Harrow comenzará a vivir extrañas sensaciones y notar extrañas presencias. En el bosque tomará contacto con algo oscuro que comenzará a hacer que la chica deje de tomar sus visiones como simples sueños, y que su apacible vida cambie y se transforme en un sombrío mundo de desconfianza y secretos ancestrales.

El pasado volverá al paisaje de las bonitas colinas y bosques de Harrow para reclamar lo que una vez fue suyo. Y es que todo gira alrededor de los secretos más profundamente enterrados, y la venganza. Una venganza venida del más allá y que se nos presenta como pequeñas piezas sobrenaturales de un puzzle, que serán colocadas en su lugar en su debido momento, número a número.

‘Harrow County’ es una historia que derrocha terror, misterio y suspense, en la mejor tradición de historias del american Gothic, con una trama que bebe directamente de las leyendas populares, de la brujería y del folclore local.

Desde el comienzo de la obra podemos sentir el aliento del terror rural, en un pequeño pueblo en el que la incomunicación con el mundo y el aislamiento actúan como un elemento que aporta inquietud y una sensación claustrofóbica, que nos acompañará durante toda la lectura, mientras como observadores ajenos a los hechos vamos conociendo, en pequeños retazos, todos los secretos que encierra la obra.

Lo que en un principió fue concebido por Cullen Bunn como una novela serializada por capítulos para una web, que tras un tiempo cayó en el olvido, se ha convertido en cómic junto a Tyler Crook para la editorial Dark Horse. Un cómic que juega con elementos clásicos del terror a la vez que los va moldeando para presentarlos como algo original y rebosante de fantasía.

Otro elemento que nos ayuda a ser receptores de todo miedo y misterio, es el dibujo de Tyler Crook, a quien ya hemos podido ver en títulos como ‘A.I.D.P.’ y ‘Sir Edward Grey: Cazador de Brujas’ y la novela gráfica ‘Petrogrado’. En esta ocasión el dibujante nos obsequia con un inquietante trazo que va desde lo inocente a lo infantil, en gran parte conseguido por la técnica de acuarela aplicada al color, que lo acerca a un look de cuento que va tornando a un estilo más terrorífico y macabro, que corrompe la sensación de inocencia haciendo que todo torne más oscuro y pesimista.

Esta edición viene acompañada de multitud de extras, entre los que encontraremos los diseños y anotaciones del guionista y del dibujante, y varias versiones de su trabajo antes del resultado final. También tenemos una serie de ilustraciones de diferentes artistas como Joelle Jones, Jeff Lemire, Jason Latour… entre otros, dando su versión de ‘Harrow County’ y sus personajes. Y para finalizar el tomo nos encontramos con la novela por relatos ‘Innumerables seres’, título original que después terminó llamándose ‘Harrow County’, donde podremos ver las similitudes y las diferencias de la idea original con el resultado final de este cómic.

Este tomo recoge las 4 primeras entregas de la serie mensual de Dark Horse, que en la actualidad en USA tiene ya 15 números en las tiendas, en los que descubriremos los primeros secretos de Emmy y de los alrededores del pueblo que servirán de base para el resto de la serie..

Una obra que desde el primer momento se hace atractiva para los amantes del miedo, la literatura gótica y las historias de fantasmas más clásicas, tanto por su ambientación y estética como por su argumento, en el que mezcla suspense y fantasía . Una narración que nos va aportando la dosis justa para permanecer completamente enganchados a los hechos narrados, y con un final que nos hará desear que la segunda entrega salga cuanto antes para saber que rumbo tomará esta historia.

¡Bienvenidos al condado de Harrow!. Una vez entréis en estas tierras … quizás no querréis salir.

Fuente: Tomos y Grapas

YA A LA VENTA EN CONTINUARÀ: ¡CLICK AQUÍ!

2 ago. 2016

"EL SOLDADO DESCONOCIDO" DE GARTH ENNIS


El Soldado Desconocido fue creado por el gran Joe Kubert en 1966, en el número 151 de una de las colecciones “bélicas” de DC, “Our Army At War”. Esta veterana colección estuvo en su última etapa monopolizada por el Sargento Rock de Kubert, por lo que el nuevo personaje hubo de buscar su lugar en otro título: “Star Spangled War Stories”, cabecera que llevaba publicándose casi quince años, pero que a comienzos de los años setenta acogió de forma regular al Soldado Desconocido. De hecho, unos cincuenta números después, en 1977, la serie fue rebautizada “Unknown Soldier” en su número 205, denominación que conservó hasta su cancelación en el 268. En él trabajaron veteranos profesionales de la casa, como Robert Kanigher (editor de los títulos bélicos de DC), Bob Haney, Dick Ayers, Frank Robbins, Dan Spiegel…

El Soldado Desconocido –bautizado así por los monumentos a los anónimos caídos en combate que puntean la geografía de todo el planeta- fue el primero de los muchos “maestros del disfraz” del Universo DC y el único en operar durante la Segunda Guerra Mundial. Con su cara horriblemente desfigurada por la misma explosión que mató a su hermano Harry, este soldado sin nombre se convierte en “el individuo que puede influir en el resultado de toda la guerra estando en el lugar justo en el momento adecuado”. El Soldado Desconocido se autoimpone como misión honrar a su hermano y se adiestra para convertirse en un agente de inteligencia que usa su pericia en el arte del disfraz para infiltrarse entre el enemigo y vencerle desde dentro. Usa máscaras de látex y maquillaje para asumir la identidad de terceros y lo único que puede delatarle es su tendencia a rascarse, ya que las máscaras le provocan picor en las cicatrices de su rostro.

Era una idea de gran atractivo: un héroe sin rostro que podía pasar por cualquiera, embarcado en una guerra solitaria contra los nazis. Su figura misteriosa ataviada con una gabardina o un uniforme y su rostro envuelto en vendas le daban un aspecto imponente, hasta icónico. El episodio final nos revelaba que fue él quien asesinó a Hitler en su bunker de Berlín y lo hizo parecer un suicidio para que pasara a la historia como un cobarde. Después, el Soldado murió desintegrado por una explosión al salvar a una niña… o eso pareció.

Seis años más tarde se lanzó una maxiserie escrita por Jim Owsley y dibujada por Phil Gascoine. Dado que en esta ocasión el personaje era sustancialmente diferente al presentado en los sesenta y setenta, hay quien ha preferido considerarla ajena al universo DC.

El siguiente intento con el personaje habría de esperar ocho años. Paralelamente a su participación en las provocadoras andanzas de “Predicador”, Garth Ennis sacó algo de tiempo para retomar a este “olvidado” personaje y pasarlo por su tamiz cínico, violento y crepuscular. Lo hizo a través de una miniserie de cuatro episodios para el sello Vértigo, acompañado por el competente dibujo de Killian Plunkett y las impresionantes portadas de Tim Bradstreet.

En esta ocasión, el verdadero protagonista de la historia es William Clyde, un agente de la CIA despreciado por sus jefes y ninguneado por sus compañeros por su sentido del juego limpio y su escrupulosidad en evitar las muertes innecesarias. Durante una investigación rutinaria, alguien le hace llegar una lista de nombres desconocidos para él. Por casualidad, descubre que todas esas personas tienen dos cosas en común: todos conocieron en un momento u otro de la historia reciente a un operativo especial y supersecreto llamado Soldado Desconocido; y todos están siendo asesinados.

Clyde comienza una búsqueda obsesiva en la que perderá su cordura y casi su vida, puesto que sus pesquisas lo han situado en el punto de mira de quien quiere mantener la existencia del Soldado en el más absoluto secreto. Clyde se encontrará con una tupida red de conspiraciones y corrupción tejida a lo largo de casi medio siglo en cuyo centro siempre aparece el Soldado, un “patriota” despiadado, ejecutor de todos los trabajos sucios de la política norteamericana de las últimas décadas.

Ennis traslada al Soldado Desconocido desde el escenario de la Segunda Guerra Mundial en el que transcurrían sus aventuras en sus encarnaciones anteriores, a la época de la Guerra Fría, tejiendo una intriga más propia del género de espías. Por otra parte, sólo sabemos del Soldado a través de los testimonios de terceros: su intervención en Dachau, su participación en la guerra de Vietnam, su papel en la toma de poder del sha de Irán o las sangrientas masacres perpetradas en Nicaragua son sólo la punta del iceberg de una vida dedicada al asesinato en nombre de los más altos ideales de su país.

A primera vista, el dibujo de Killian Plunkett es sucio y no siempre respetuoso con las proporciones o los detalles. Pero da lo mismo, porque su sentido narrativo es excelente. La elección de planos y su ritmo acentúan a la perfección la emoción buscada por el guionista en cada momento. Las expresiones faciales, aunque contenidas, son efectivas y, a diferencia de muchos de sus compañeros de profesión, evita las inútiles páginas-viñeta repletas de personajes posando. Su labor aquí está totalmente al servicio de la historia de Ennis. Plunkett es buen dibujante, lo que ocurre es que evita lucirse ante el lector con viñetas impactantes y muy elaboradas que desvíen la atención del argumento.

“Soldado Desconocido” es un thriller duro, violento y desagradable, pero a diferencia de trabajos previos de Ennis, exento de su característico humor negro. No se ahorran al lector pasajes escalofriantes que sirven para reforzar el tono claramente antimilitarista y despiadadamente crítico de la política exterior norteamericana. El autor nos dice que el mundo que acecha ahí afuera es mayormente gris en lo que a moral se refiere, que el sentido del deber, el honor y el servicio a los más dignos ideales puede llevar por un camino sembrado de atrocidades y aberraciones. Pero también deja espacio para la esperanza: Clyde puede que se haya vuelto loco, pero no ha perdido su brújula moral y, en último término y a pesar de que todo parece conspirar contra él, demuestra que si se está dispuesto a pagar el precio, siempre es posible elegir entre el bien y el mal. 

Fuente: Un Universo en Viñetas

YA A LA VENTA EN CONTINUARÀ: ¡CLICK AQUÍ!